Transformar una nave industrial en un restaurante puede ser una gran oportunidad de negocio. Pero, ¿qué debes tener en cuenta antes de embarcarte en un proyecto de estas dimensiones? Averígualo a continuación.

ÍNDICE DE CONTENIDOS

1.Qué buena idea: convertir una nave industrial en restaurante

2.La otra realidad

3.Vayamos por partes:

1. Una buena idea: convertir una nave industrial en restaurante

Ponerse a diseñar un restaurante es una actividad muy divertida, sobre todo si estamos en una grata sobremesa con amigos. La carta y sus especialidades, la decoración, la definición de los espacios y su ambientación estimulan las ideas más creativas y originales. Si este restaurante ha de ocupar el espacio de una antigua nave industrial, la imaginación se dispara.

2.- La otra realidad

Pero después de estos arrebatos de creatividad hay que afrontar la otra realidad, la de los arquitectos y técnicos que dicen lo que se puede hacer y lo que no, lo que es demasiado caro o no es legal.

Dentro de esta otra realidad, ocupan un lugar destacado los organismos oficiales, con sus departamentos de urbanismo, de eficiencia energética, las normativas municipales y un largo etcétera que difícilmente lograremos sortear sin la ayuda de expertos en construcción, como IDIF Soluciones, que siguen un minucioso plan para conseguir la transformación del espacio y la apertura del restaurante en tiempo y forma con un coste razonable. Este plan minucioso empieza con un detallado estudio arquitectónico y técnico.

El siguiente paso es la solución de los requisitos burocráticos, lo que puede incluir desde la firma del contrato de arrendamiento o la compra de la nave industrial objeto de transformación hasta la obtención de ayudas oficiales.

El proceso continúa con la realización de las obras, sigue con la decoración y señalización de interiores y exteriores y, finalmente, concluye con la entrega del edificio, dentro de presupuesto y en los plazos acordados.   

3.- Vayamos por partes

1. Estudio de viabilidad

Antes de comprar o alquilar esa vieja y encantadora nave industrial que piensa transformar en un exitoso restaurante, asegúrese que el proyecto es económica y legalmente viable. 

Analice la viabilidad económica. Esto pasa por redactar un plan de negocio. El público objetivo, el tráfico de personas que pasan por delante de la puerta, los medios con los que puede contar para atraer clientes, la oferta gastronómica, el personal que debe contratar y sus especializaciones profesionales necesarias, tienen que ver con la viabilidad del negocio.

Analice la viabilidad estructural. Observe si la nave industrial se ve afectada por problemas estructurales, si cuenta con accesibilidad a suministros básicos, luz, agua, gas, telefonía.

Analice la viabilidad administrativa. En este aspecto es conveniente acudir al ayuntamiento de la localidad donde se ubique la nave industrial y preguntar si el edificio está afectado por algún plan de urbanismo, cómo obtener la licencia de obras y posteriormente la licencia de actividad. Entonces también será oportuno preguntar por otras normativas municipales, autonómicas o estatales que puedan afectar al proyecto. 

2. Plan de acción

El plan de acción se inicia cuando usted tiene bajo el brazo el contrato de arrendamiento o el título de propiedad que le da acceso a la nave industrial.

Para entonces muy probablemente ya se habrá puesto en contacto con profesionales acreditados que transforman una nave industrial en un restaurante, como IDIF Soluciones, para llevar el proyecto adelante.

Cuando se empieza a diseñar el plan de actuación se toman decisiones muchas veces controvertidas. Algunas veces el estado de la nave presenta tantos problemas estructurales que acaba siendo más económico derribar partes significativas de su arquitectura que restaurarlas. Esta decisión es controvertida. Muchas veces, estas actuaciones agresivas suprimen su belleza y el encanto de estos espacios industriales antiguos y con ello una parte importante del efecto reclamo que despiertan en muchos potenciales clientes.

Otras veces, la nave industrial, por su diseño anodino y escaso interés arquitectónico no merece el cuidado de preservar elementos deteriorados. Las modificaciones en la planta de la nave han de ser cuidadosos.

Plataformas, elevaciones y niveles existentes en la antigua nave pueden inspirar espacios sugestivos para su nuevo restaurante o dar cabida a otras actividades complementarias, como espacio para bar, cafetería, repostería, etc.

Si contrata a un profesional experto, probablemente le pedirá que decida con antelación suficiente la equitación técnica de su restaurante, equipos de refrigeración, hornos, cocinas, lavaplatos, ventilación. Las especificaciones técnicas de estos equipos deben ser tenidas en cuenta para evitar a los instaladores situaciones imprevistas. Puede mejorar la eficiencia energética de su cocina instalando equipos de consumo muy eficiente (A+++, A++, A+). Esto es especialmente relevante al tratar de la refrigeración, que suele consumir entre el 15% y el 20% de la factura eléctrica.

Otro aspecto importante en esa misma línea es la situación de la cocina. De ahí deriva todo el flujo de trabajo. Si esto no funciona adecuadamente, su restaurante tampoco lo hará. Muchos expertos sostienen que entre el 30% y el 40% del espacio debe reservarse a esta instalación y al espacio de intercambio entre la sala y la cocina. Esto incluye el área de lavado y la recepción y almacenamiento de mercancías, las áreas de calor, de frío, de dulce y de montaje.

Otro aspecto importante es la ventilación de la cocina. El mejor sistema es la ventilación natural, cuantas más ventanas al exterior tenga la cocina, más eficaz y saludable será la ventilación y podrá ahorrar en equipos de ventilación y hasta eliminar la unidad de aire acondicionado que puede tener mejor empleo en otros lugares del establecimiento.       

3. Plan de comunicación

Cuide la comunicación en un sentido amplio. En un restaurante instalado en una antigua nave industrial esto suele ser más importante.

Podemos segmentar la comunicación en señalización interior y exterior y en la promoción online y offline. La señalización interior contribuye a hacer más fluido el tráfico de público y evita aglomeraciones. También es importante la señalización exterior, tanto en el propio edificio como en los alrededores, para dar publicidad al establecimiento e informar de su proximidad.

En cuanto a la promoción online, tiene especial sentido para anunciar la apertura del establecimiento, poner de relieve las características del restaurante. En este caso, la comunicación offline puede comprender radio, prensa y cartelería.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies